viernes, 21 de diciembre de 2012

Las prácticas abusivas de lightinthebox.com


El comercio electrónico proporciona ciertas ventajas con respecto a las formas de comprar tradicionales, eso lo sabemos todos. Una persona puede comprar cualquier cosa sin necesidad de salir de casa, y dispone de un mayor número de opciones entre las que elegir.  Ahora bien, como ocurre en las tiendas físicas, tienes que tener cuidado a la hora de comprar por Internet, porque intentarán aprovecharse de ti en cuanto te descuides.

Ten cuidado cuando veas algo demasiado barato por ahí, desconfía. Hay muchos casos en que las tiendas virtuales se aprovechan del hecho de no tener que enfrentarse cara a cara a los clientes para llevar a cabo actos que se pueden considerar fraudulentos o, al menos, abusivos.

He vivido en mis propias carnes, o más bien a través de mi pareja, un caso claro de este tipo de prácticas. Ha sido en la tienda Lightintthebox.com, en la que mi novia compró unas botas muy monas, que tenían un precio de 22 euros y, según ponía en la propia página, le llegarían a casa en un plazo estimado de entre 3 y 5 días. Las cosas funcionaron de forma muy distinta.

El precio aumentó, en primera instancia, debido a unos gastos de envío no especificados previamente.  Es razonable que se deban pagar este tipo de gastos, aunque no tanto que se obligue al usuario a pagar la tarifa de envío acelerado, como así ocurrió. 12 euros más que no sirvieron para nada, pues los días pasaron, uno tras otro, sin noticias

Lo lógico, en estos casos, es intentar ponernos en contacto con la tienda para saber qué ocurre. Pero, ¿Qué pasa? Que el servicio de contacto de Lightintthebox.com tan solo sirve para preguntar cosas antes de comprar, no te resuelve dudas una vez que el proceso ha comenzado. Mandamos un mail y no nos contestaron. Ante eso, dejamos un comentario en la página del producto, a ver si alguien nos explicaba algo, o para avisar a posibles  nuevas víctimas, pero el comentario fue borrado sin vergüenza alguna.

Finalmente, el producto llegó cuando habían pasado más de 15 días laborables. Pero, ojo al dato, la empresa encargada del envío llamó poco antes de hacer la entrega a la casa de mi novia avisando de que esta debía pagar 23 euros más de aduana, ya que las botas llegaban desde China. El propio repartidor le informó de que esta era una práctica habitual por parte de la tienda, que muchas chicas habían sufrido lo mismo.

Por tanto, unas botas que se anunciaban a un precio de 22 euros acabaron costando 57, y fueron entregadas en un plazo tres veces superior al previsto. Se trata esta de una práctica evidentemente fraudulenta, aunque no me cabe duda de que la empresa se escudará en alguna pequeña clausula escondida en las condiciones de uso de la web. Debes saber que estas clausulas no tienen valor legal, da igual que estén firmadas por el cliente, son clausulas abusivas no vinculantes.

 Para colmo de la desfachatez y tras no responder a ninguna de las dudas expresadas, la tienda virtual, una vez realizado el pago, mandó un mail informando del sorteo de un iPad, dejando claro que, para ella, los clientes no son más que borregos sin cerebro. Eso sí, solo pueden participar en este sorteo aquellos que publiquen comentarios positivos y fotitos bonitas. Pero tú no seas estúpido, cuando te pase algo de esto, ponte en contacto con la oficina del consumidor o informa a través de redes sociales, no te dejes engañar por ladrones sin escrúpulos.


2 comentarios:

Shilmulo dijo...

Tienes un premio esperandote en mi blog, puedes pasarte a recogerlo por aqui: http://www.reinodelmurcielago.blogspot.com.es/2013/01/premio-best-blog.html

Saludos.

Amaia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Todos los derechos reservados.
Página Principal: Tobas
Mail de contacto: tobasj@gmail.com